miércoles, 5 de octubre de 2016

Reseña: "Pavana" de Keith Roberts - Steampunk en una Europa demasiado religiosa y con castas

19:50 Posted by Laura Lauman , , No comments
En las primeras páginas de Pavana, Keith Roberts imagina el asesinato de la reina Isabel de Inglaterra en 1588. Esto permite que la armada española conquiste la isla y que la Iglesia romana domine el mundo durante siglos. 
En la tercera página descubrimos que en 1966 las locomotoras de vapor recorren los caminos y las comunicaciones dependen de un complicado sistema de semáforos. 
Los valores sociales y políticos -muestra el autor- no son nunca absolutos sino imágenes cristalizadas de los acontecimientos históricos.

Título: Pavana

Autor: Keith Roberts

Saga: No

Páginas: 291

Editorial: Minotauro

Año de publicación: 1968

Año de edición: 1981


Encuadernación: Bolsillo

Revolviendo entre los estantes de la biblioteca, me encontré con este libro, que parecía tener aire steampunk. No recordaba haber leído nada del género, así que por supuesto que me lo llevé a casa.

En una Europa donde el Papa es una fuerza considerable, donde existe el motor a nafta pero una orden de dicho Papa limita la capacidad del tanque, donde los trenes a vapor y carbón son los vehículos de preferencia y donde se mandan mensajes vía torres de señales, transcurren las existencias de varios personajes, en distintos momentos.

Un maquinista decide ir a confesarle su amor a una posadera, un niño ve su sueño de ser señalero realizado, una damita sale de un funeral y se encuentra a un muchacho de otra casta, un sacerdote que ama el dibujo es enviado a registrar lo que hace la Inquisición, y  la dama y señora de un castillo se enfrenta a un ejército que sitia su fortaleza. En distintos momentos de la historia, algunos más interconectados que otros, Roberts nos da una novela compuesta por relatos, en un libro de estilo "mira mi mundo".

Estos relatos tienen, por lo general, una vuelta de tuerca o revelación que no se descubre sino hasta el final. Algunos son geniales. Con una extensión promedio de cincuenta páginas por relato, termina con uno mucho más corto, que coloca en perspectiva lo leído hasta ese momento... y es en el último relato donde se desinfla.

Hasta ese momento, todo parecía apuntar hacia cierto sitio, pero al llegar el último relato, todo cambia, y no es un cambio positivo. Es un final perezoso, fácil, casi como si hubiese querido aclarar la situación a las apuradas. Es como releer el segundo libro de una trilogía que habría hecho mucho mejor en quedar como tomo único: quedaba bien sin ese último relato, dejaba el misterio, no nos daba un mal reemplazo de un final que habría quedado mucho mejor abierto.

Como primer libro de Steampunk, no ha estado mal. Una pena el final, al punto que recomiendo no leerlo si se quiere quedar con un buen recuerdo de este libro.

Nota final: 6/10

0 comentarios:

Publicar un comentario