martes, 27 de septiembre de 2016

Reseña: "Tres espejos" de Sebastián Vargas - Dos caras de la misma historia

4:47 Posted by Laura Lauman , , No comments
Yue, una jovencita de un pueblo de la antigua China, se enamora del granjero Jian, y aunque se separan por las guerras que asolan su tierra, prometen reencontrarse en la Fiesta de los Faroles. Yue se traslada con su familia a la gran ciudad. Allí la esperan penurias, sorpresas y aventuras, en un viaje que la llevará hasta el palacio del emperador, donde se tejerán y destejerán los hilos de su destino. 
Esta historia se completa, como las dos mitades de un espejo partido, con el libro Tres espejos. Espada. 
Jian, un joven campesino de la antigua China, se enamora de Yue, la hija del herrero del pueblo. Ante el peligro de la guerra, los dos deben separarse, pero prometen reencontrarse poco después. Sin embargo, desde ese momento Jian se ve envuelto en una serie de desgracias y aventuras de piratas que lo llevarán muy lejos de su aldea, por el cambiante camino de las olas.
Esta historia se completa, como las dos mitades de un espejo partido, con el libro Tres espejos. Luna. 

Doble portada
Título: Tres espejos - Luna - Espada

Autor: Sebastián Vargas

Saga: Sí (en la edición individual) y no (en la edición integrada)

Páginas: 350

Editorial: SM

Año de publicación: 2015

Año de edición: 2015


Encuadernación: Tapa blanda con solapa

Las historias de amor me aburren. No le veo mucho sentido, en especial cuando la protagonista es una mujer, al dejar de ser persona "por amor" y convertirse en un objeto o posesión del otro. Otro que, probablemente, la deje por otra más joven, más dócil, más sumisa y con menos ganas de exigir sus derechos.

Por eso, tomé este libro con muchas dudas. Harta me tienen las historias de amor, yo busco buenos relatos que leer. Y esta novela tiene un muy buen relato que contar, pese a ser uno de amor en época de guerra.

En un pasado no del todo definido de la historia china, dos personas, Yue y Jian, se conocen a la orilla de un río. Poco a poco se conocen y se enamoran, y prometen reunirse una vez pasen los tiempos de conflicto. Yue parte a una ciudad con su familia, mientras que Jian se queda en el pueblo para cuidar de la granja. Hasta aquí, ambas historias coinciden.

Esta edición contiene las dos partes de la novela, que se puede leer de diversas formas. Puedes leer una novela y omitir la otra, leer primero una historia y luego la otra, alternar los capítulos (una novela tiene los capítulos pares, y la otra los impares), o como quieras.

Devoré el libro.

En tres días me lo había leído, las dos partes de la novela, y me encantó. La forma en que las dos historias, paralelas y particulares, se desarrollan, me atrapó. Yue va a una ciudad cruel, donde su familia empieza a desmoronarse, mientras que Jian se une a un barco pirata para no morir a manos de los soldados. A partir de allí, sus historias, con una estructura similar pero completamente distintas, nos narran dos caras de un conflicto armado que tardó años en llegar a término.

Lo que más me gustó es que los protagonistas (especialmente Yue) no son simples marionetas esperando a su amor, sino que hacen cosas. Viven. Son independientes. Yue es lista, y Jian no es nada tonto, lo que los lleva a sitios y posiciones en los que nunca esperaron estar. Además, la forma en que está escrita la novela (que se puede conseguir por separado o las dos en un solo tomo, como en este caso) te da la opción de saber, o no, la otra cara de la historia.

Si bien el libro está desarrollado en un mundo imaginario, el conocimiento de la historia y tradiciones chinas por parte de Vargas es notoria. Casi que podría haber pasado, en un universo paralelo, ya que su estructura es coherente y está bien ambientada.

Fue un libro editado de forma particular, con una bonita portada con relieve laminado, y una muy buena historia dentro. Una muy agradable sorpresa.

Nota final: 9/10

0 comentarios:

Publicar un comentario