lunes, 28 de marzo de 2016

Bocaditos: "La Gran Thérèse: la mayor estafa del siglo" de Hilary Spurling

11:01 Posted by Laura Lauman , , No comments
"Mme. Humbert no tuvo en cuenta una cuestión: lo que en el sur no tiene por qué ser cierto, en el norte se admite de modo literal. Aquí no se puede contar mentiras sin ser creído inmediatamente". A principios del siglo XX, un articulista del diario francés Le Matin aludía con estas palabras a un personaje que por entonces ocupaba las páginas de todos los periódicos: la Gran Thérèse.
Emparentada con un político progresista de renombre, dueña de una fabulosa fortuna, anfitriona de las personalidades más destacadas del momento, Thérèse Humbert se encontraba en el vértice de un notorio escándalo que extendía sus raíces hasta sombrías profundidades políticas y financieras. Un escándalo que amenazaba con sacudir los mismísimos cimientos de la Tercera República, y que hoy despierta ecos de sorprendente actualidad.
Hilary Spurling traza con maestría la novelesca peripecia vital de una muchachita de provincias, de ardiente imaginación, que consiguió hacer realidad sus sueños de riqueza..., embaucando de paso al tout Paris de fin de siglo. Alguien de cuya férrea voluntad da idea su lema: "Lo que quiero, lo tendré". 


Título: La Gran Thérèse: la mayor estafa del siglo

Autora:  Hilary Spurling

Traducción:  Aurora Echevarría

Páginas: 166

Editorial: Circe

Fecha de publicación: diciembre 2007

Precio: $30

Revolviendo en la librería de la terminal de ómnibus, me encontré con este pequeño libro, en muy buen estado, y a precio de saldo. en un principio, pensé que era una novela corta o un relato (pese al resumen), pero con el correr de las páginas me di cuenta de mi error.

Thérèse Humbert es una de esas mujeres que la historia, en su afán patriarcal, deja de lado. Demasiado talentosa para su sexo, demasiado astuta para la sociedad, dejó en ridículo a todo París y alrededores en el siglo XIX, luego de llevar a cabo la que, con todas las de la ley, se considera la estafa del siglo.

"Lo que le daba poder era la asombrosa capacidad de su inventiva" (...) "¡y, por encima de todo, su increíble y excepcional audacia! Te pedía los favores más absurdos con tanta naturalidad que se los concedías con la misma naturalidad y no te dabas cuenta de que te había engañado hasta que era demasiado tarde. Me hizo varias jugarretas asombrosas, aun cuando creía conocerla bien"

La historiadora que rescató a esta inteligente, imaginativa y hábil mujer, reconstruye la historia de cómo Thérèse, en principio una niña con mucha imaginación, llegó a emparentarse con políticos, banqueros, abogados, fuerzas de la ley y lo mejor de la sociedad parisina. Se incluyen caricaturas, fotografías y un árbol genealógico de la familia Humbert entre sus páginas.

Los observadores comparaban los giros y contra giros del complot que salían dramáticamente a la luz con una pieza teatral, una novela a plazos o un trhiller por entregas. Todos estuvieron de acuerdo en que para ser pura invención, los hechos superaban a la ficción romántica más descabellada. Hasta los detractores más duros de Thérèse  coincidieron que estaba más allá de lo imaginable.

Este bocadito fue inesperadamente sabroso, siendo que no es una obra de ficción. Quizás el sabor de sus palabras se ve mejorado por el hecho que esta es una de esas mujeres brillantes que la historia, de nuevo, patriarcal, deja de lado con asco. Con una ética flexible, una red de apoyo que se formó en torno a sus talentos, y una historia que llega más profundo de lo que se podría creer, Thérèse logró ganarse la confianza de muchas personas importantes, de la confianza de quienes le prestaban dinero y le vendían a cuenta, y hasta en su último juicio se mostró con todo su carisma y astucia. Una mujer ejemplar, no por sus crímenes, sino por cómo los llevó a cabo, aprovechándose de todos sus recursos.

Un bomboncito delicioso, que pese a sus muchas páginas, se lee rápido, ya que tiene un formato curioso para un libro, con poco texto en sus páginas y numerosas ilustraciones y fotografías.

0 comentarios:

Publicar un comentario