miércoles, 10 de junio de 2015

Reseña: "El oráculo", de Josh Lawrence - El amor no es suficiente

9:16 Posted by Laura Lauman , , No comments
La vida de los jóvenes atenienses es dura: viven una existencia de semiesclavitud que se reparte entre trabajar para los adultos y prepararse para los Juegos de la Guerra. Esta competición a muerte fue ideada tiempo atrás por los Consejos de Ancianos de Atenas y Esparta como sustituto de la guerra entre adultos. Quien gana los juegos tiene derecho a imponer sus costumbres a su rival. El problema es que los espartanos llevan diez años seguidos ganando los juegos, y un legado ateniense, enviado a Esparta para investigar la cuestión, desaparece sin dejar rastro.

Su hija Elena, acompañada de sus amigos, emprenderá un viaje a lo prohibido en pos de la verdad, la justicia y la abolición de los juegos que los sentencian a muerte cada año.

Título: El oráculo

Autora: Joseph Lawrence

Saga: Sí (Los juegos de la guerra)

Precio: $200

Páginas: 254

Editorial: Trakatrá

Año de publicación: 2013

Encuadernación: Tapa blanda


 Este es uno de esos libros en donde el amor no es suficiente.

Me refiero al amor del autor por determinado tema, y que no es suficiente para que un libro sea uno bueno. Lawrence es un profesor de historia, y eso se nota en cómo trata a las sociedades espartanas y atenienses, pero eso, por sí solo, no basta. Le falta profundidad en absolutamente todo.


Lawrence podrá ser un excelente historiador, pero a la hora de redactar, narrar y describir, las palabras que se me vienen primero a la palabra son “parco” y “novato”. No la novatez e alguien que nunca ha usado la palabra escrita, sino la de alguien que no es muy ducho en la escritura literaria.


Si sólo nos concentrásemos en la descripción que hace de las dos sociedades y cómo han lidiado con sus diferencias, la novela sería bastante mejor. El problema es que una novela es más que eso: es descripción de personajes, lugares y situaciones, encadenamiento de hechos, narración entendible, una historia interesante y sorpresas en diversos formatos, además de profundización en, al menos, un aspecto, pero no, ni eso.

Ya en las primeras páginas me encuentro con una descripción de la protagonista que me recordó… a un fanfic. A un personaje original de un fanfic. La descripción de las escenas es algo confusa, y la narración entre escena y escena se resume en dos líneas, a veces menos, pocas veces una o dos líneas más, en donde transcurre mucho tiempo. Da la sensación que Lawrence quiere ir a las “partes importantes”, y el resto no tiene por qué ser mencionada más allá de un par de frases. El ritmo frenético hace que la narración sea dinámica, pero la falta de profundidad y el nivel de redacción no está a a altura.

Leónidas lanzó un nuevo golpe al escudo y el hacha se quedó clavada en el metal. Alexandre aprovechó para tirar de él e intentar desarmar a su contrincante, pero la mano de mi amigo era de hierro. Levantó el brazo con todas sus fueras y dejó suspendido en el aire al espartano, que, temeroso de recibir un golpe bajo, soltó su escudo.


Incluso los misterios que comienzan a vislumbrarse no son tales, ya se sospecha lo que va a suceder, y casi no hay sorpresa alguna. Del grupo de (¿ocho, siete?) protagonistas, sólo recuerdo tres, el resto se confunde y cuesta distinguirlos. Parecen marionetas sin voluntad en manos de alguien que tiene prisa por que lleguen a donde quiere que lleguen, con romances poco creíbles y acciones menos realistas. Veamos, se encontraron ayer en la frontera y cruzaron armas, y hoy se van en misión de rescate y a por respuestas.

La historia se centra en Helena y su grupo de amigos (los viejos y los nuevos) en la búsqueda de respuestas. El padre de la protagonista ha desaparecido en Esparta, los Juegos de la Guerra se aproximan y nadie sabe nada. Parten de Atenas, van a Esparta, encuentran "sorpresas" (lugares, personas, etc.) en el camino... y prácticamente nada de eso sorprende.

Y el final… las últimas cincuenta páginas es un apurón de sucesos. Los tan mentados Juegos llegan, y es evidente quiénes participarán: de golpe y porrazo estamos en “Los juegos del hambre”, resumido en una competencia atlética que se narra de la misma forma en que yo narraba hace quince años, y una batalla a muerte en la que hay pocas sorpresas.

Lo que lo salva del absoluto desastre es el conocimiento de Lawrence de las dos culturas. Todo lo demás parece un fanfic. Y he leído fanfics originales mejores que este, incluso con mejor base histórica. Hay historias mucho mejor contadas en fanfics originales, que no me cobrarán doscientos pesos para disfrutarlos, y serán un mejor aprovechamiento de mi tiempo que este libro.

No seguiré con la saga, y este libro será uno de los “liberados” el 21 de Junio.

Nota final: 3.5/10

0 comentarios:

Publicar un comentario