martes, 9 de febrero de 2016

Reseña: "La alargada sombre del amor", de Mathias Malzieu - Duelo en palabras que suenan a música

13:08 Posted by Laura Lauman , , No comments
Mathias, un joven treintañero, acaba de perder a su madre. El periodo de duelo se cierne sobre él. Mientras espera en el parking del hospital a su padre y su hermana, ocurre un hecho insólito: un gigante se le aparece y le anuncia "Soy el gigante Jack, doctor de sombrología. Trato a las personas aquejadas de duelo administrándoles un trozo de mi sombra. Con la sombra se puede combatir el dolor y la muerte". 
Mathias tendrá que aprender a utilizar la sombra protectora. Para ello, Jack le recomienda lo siguiente:
"Utiliza la sombra. Lee, sueña, descansa, diviértete. No cedas a la desesperación. Usa tus sueños. Y si están rotos, ¡pégalos! Un sueño roto bien pegado puede volverse aún más bello de lo que era. Ama las cosas. ¡Estás vivo! Y lucha solo: de ahí saldrá tu fuerza interior".
¿Será Mathias capaz de vencer el dolor de su pérdida? ¿Evitará asomarse al abismo? ¿Somos nosotros capaces de asumir la pérdida de un amor, un familiar o un amigo? Si no es así, el gigante Jack -un viejo conocido de los lectores- tiene la fórmula para todos. 

Cosecha Feria del Libro 2014
Título: La alargada sombre del amor

Autor: Mathias Malzieu

Traducción: Sofía Tros de Ilarduya

Saga: No

Páginas: 152

Editorial: Reservoir books

Encuadernación: tapa blanda con solapa

Año de publicación: 2010

Precio: $69


Hay novelas que sobrepasan su clasificación.

En esta novela, por ejemplo, a veces las palabras se vuelven música.

En cada página de "La alargada sombra del amor", además de leer una muy buena historia con un sentimiento profundo de pérdida tras la muerte de un ser querido, nos encontramos con palabras que hacen música, con personajes con los que empatizamos enseguida, expresada en capítulos que van desde unas pocas páginas a un par de párrafos.

En casa todo parece haber caducado, hasta los yogures e frutas que conservamos en la nevera saben a marchito. No tenemos fuerzas para seguir adelante, por más que nos metamos gaseosa fresca en el esófago como una tormenta de azúcar: nada. Un cementerio más, la noche, el frío y otra capa de noche.

Mathias, homónimo del autor, acaba de perder a su madre, tras una larga enfermedad que la ha mantenido encadenada a una serie de máquinas para mantenerla con vida. Junto con su padre y su hermana, deben afrontar lo que es la vida después de la muerte de un ser querido, cada quien a su manera.

Fingimos caminar, imitamos a las personas que éramos antes, cuando aún estabas aquí. Hace pocos minutos te escurrías entre nuestros dedos, pero todavía estabas.

Mientras espera a su padre y hermana en el hospital, donde yacen los restos de su madre, se le aparece Jack, un gigante que dice tener un doctorado en Sombrología. Le entrega al protagonista parte de su sombra, para que pueda sanar su corazón, y tres libros para que el dolor por la muerte de su madre no le consuma la vida.

-Me gustan los libros que caben en los bolsillos, que se pueden acarrear, amar, prestar, doblar en una esquina, dar, volver a comprar para leer los fragmentos preferidos. Para mí es un acto importante intercambiar un libro que quieres, como prestar tus zapatos.

Poco a poco, Mathias aprende cómo se puede usar esa sombra, lo que lo llevará a ver, y experimentar, cosas que el resto de su familia no puede. Jack aparece de tanto en tanto, para ayudar al protagonista a sobrellevar el duelo, y a evitar que se hunda en malas elecciones. A veces alegre y chistoso, a veces serio, es un personaje entrañable que le muestra a Mathias que la vida sigue, incluso luego de la pérdida de un ser querido.

Entierro mi sombra de gigante en la fosa de mi corazón, una especie de lavadora con sangre en vez de agua y piel en vez de ropa. Tiempo de secado: toda una vida.

Con un ritmo que hace que el tiempo dentro del libro no tenga importancia, la historia va desarrollándose, capítulo a capítulo, con palabras que parecen escucharse más que leerse. Como una canción que te ayuda a sanar, a salir de un mal momento de tu vida hacia otro más luminoso, "La alargada sombra del amor" es una novela corta, que se lee rápido y deja una sensación, no agradable, sino perdurable. Esa que sientes cuando recuerdas el proceso de sanar de una gran herida.

Los invitados al entierro caminan inclinados como fantasmas de árboles muertos. Las personas que queremos nos rodean, parecen incómodos y cargan una bolsa de amor en los brazos. Quieren dárnosla sin que nos estorbe. No sabemos qué hacer con todo ese amor en los ojos de la gente, con las flores y con la beatería que parece impregnarlo todo. Han venido disfrazados de regalos oscuros. Los hombres trajeados, yo el primero, las mujeres endomingadas por la muerte. Puede decirse que es por ti, puede decirse lo que se quiera, pero queda la muerte y nada más.

Malzieu sabe de ritmo, y sabe cómo transmitir más que mensajes, emociones. La atmósfera se puede escuchar, más que percibir. Es en estas páginas donde se nota la diferencia que hay entre el sentir la música, al punto de poder incluirla en otros medios, y el saber de música. El leer esta novela es, en pocas palabras, una experiencia sublime.

Nota final: 10/10

0 comentarios:

Publicar un comentario